¿Eres (o quieres ser) un yogui? La India, Indonesia y Tailandia son los destinos perfectos para ti.

Se dice que el yoga se originó en la India. No en vano, a la ciudad de Rishikesh, ubicada a orillas del río Ganges, se la considera la capital mundial de dicha disciplina; y al barrio de Swarg Ashram, el corazón de las casas de yoga. Las clases se imparten en los áshrams (monasterios), entre los que destaca Parmath Niketan (parmath.org), que cuenta con mil habitaciones (desde US$8,50 e incluye alimentación) y ocho campos para practicar el tipo kundalini, kriya o bhakti (dos veces al día y gratis).

Estilo indio

Otro espacio es Sivananda (sivananda.org.in). Sin embargo, sus dormitorios solo están disponibles para expertos, quienes se internan un mes (previo donativo en efectivo). El menú es gratuito, al igual que los cursos, como el de karma yoga, que cultiva el accionar desinteresado.

La urbe de Rishikesh es vegetariana por ley. No se expende alcohol y las farmacias son ayurvedas (de medicina tradicional, cero píldoras). Entre los lugares cercanos a visitar, sugerimos el templo de doce plantas Swarg Niwas, cuya terraza ofrece una hermosa vista de la urbe. ¿El ingreso? Libre. Un dato extra: de la capital india, Nueva Delhi, toma un avión a Rishikesh (1 hora, desde US$29), un bus (8 horas, desde US$4) o el tren (4 horas, desde US$8).

Vibra Indonesia

En esta parte del globo, el epicentro yoguístico es el pueblo de Ubud, en la provincia e isla de Bali. Para llegar allí, toma un taxi en el aeropuerto de Denpasar, la capital, por US$15 aproximadamente.

A las afueras de Ubud (del balinés ubad, significa medicina) está el Blooming Lotus Yoga, de estilo vinyasa. Su retiro de 4 días incluye clases, talleres, sesiones de meditación y dos comidas. ¿El precio? US$397 en suite compartida, US$497 en suite deluxe y US$597 en villa privada. El retiro de una semana cuesta US$795, US$995 y US$1.197, respectivamente.

Cabe destacar que en esta localidad, se halla el Radiantly Alive Yoga Studio (radiantlyalive.com), de la limeña Jasmine Dañino, quien organizará retiros para peruanos del 13 al 20 de agosto del 2019. Además de yoga vinyasa y meditación habrá caminatas por las terrazas de arroz, entre otras actividades. Desde US$2.200.

Modo Tai

En Tailandia se cree que cada habitante, en alguna de sus vidas, fue un monje. La región consagrada a la meditación es Chiang Mai, situada al norte de Bangkok (desde la capital tailandesa vuela vía Thai Vietjet Air o Thai Airways, desde US$65).

El templo más famoso es el Wat Ram Poeng (watrampoeng.net), que realiza la meditación vipassana (instrospectiva). Allí, no se va con juegos: el retiro es de 26 días y, como mínimo, debes estar 10. Cualquier tecnología o lectura se descarta, así como el alcohol y el contacto con otros huéspedes. ¿Los requisitos? Dos fotos carné, pasaporte, una alarma y ropa blanca. ¿La tarifa? Es voluntaria y se entrega al finalizar.

En los últimos tres días (etapa llamada determinación) la persona permanece en su cuarto para que medite sin interrupción. Ahora bien, si buscas un régimen más flexible, la isla de Kho Phangan es el destino. Se encuentra al sudeste del país y, desde Bangkok, Nok Air y Air Asia te llevan en paquetes que, además del vuelo, incluyen el bus y ferry hasta la isla por no más de US$90.

Kho Phangan es la preferida de los mochileros, pues combina los retiros (no tan drásticos) con la fiesta. Los shalas (centros de yoga) más populares son The Sanctuary Spa Resort (desde US$59 diarios) y el Orion Healing Center (hospedaje, comida y clases por una semana cuesta US$600).

DATO: No necesitamos visa para Indonesia y Tailandia. Para la India, el trámite cuesta US$133.

¿Y en el Perú?

Jessica Vega Puch, autora de “¿Yoga o Clonazepam?” tiene cinco retiros programados en el hotel Kichic de Máncora. Las fechas: del 7 al 10 de febrero, del 7 al 10 de marzo, del 17 al 20 de mayo, del 12 al 15 de setiembre y del 10 al 13 de octubre. Costo: US$793. Por cierto, habrá uno en Lima durante Semana Santa. ¿El precio? US$445. Detalles: [email protected]

Reni Bickel y Loly Rehder de Bienestar Study Retreat, junto a Jasmine Dañino, harán uno del 5 al 9 de diciembre en el KiChic. Imparten el yin yoga con dos clases diarias y teorías de la filosofía china. El paquete todo incluido oscila entre US$1.300 y US$1.900, dependiendo de la habitación. Web: www.lolyrehder.com

Fuente: El Comercio