A sus 98 años de edad, Tao Porchon-Lynch inspira la vida de muchas personas en más formas de las que alguna vez imaginó. Su actitud positiva y sana alimentación la han llevado a convertirse en la profesora de yoga más vieja del mundo.
Su historia dentro de ese mundo comenzó en 1996, a pesar de que en ese entonces le dijeron que era una disciplina “poco femenina”. Lynch lo tomó como una motivación para aprender más y actualmente continúa expandiendo sus conocimientos sobre el mundo de la yoga.
 
 
En este video te contamos más de ella