Nuestra meditación de hoy te ayudará a liberar tensiones de salud. Además, te permitirá experimentar sensaciones de estabilidad interna que dejarán como resultado una sanación no solo de cuerpo, también de alma y consciencia.

El dolor de cabeza es uno de los malestares más comunes que experimentan los seres humanos. Por lo general están asociados a rutinas diarias, a altos grados de estrés, ansiedad, depresión, a algún tipo de traumatismo o, incluso, se da por la falta de sueño. (Le puede interesar: Meditación guiada para vencer el insomnio)

Aunque existen diferentes clasificaciones de este dolor, es importante mencionar que no se da de la misma forma en todas las personas. En el caso del dolor de cabeza primario, no está causado por una enfermedad concreta y puede manifestarse por algún tipo de acontecimiento en el que se ven comprometidos los nervios y los vasos sanguíneos, lo que ocasiona que se presenten señales de dolor que se envían directamente al cerebro.

En cambio, los dolores de cabeza secundarios pueden desarrollarse por trastornos de salud como la fiebre, algún tipo de infección, presión arterial, diagnósticos psiquiátricos y hasta problemas emocionales. Según la Organización Mundial de la Salud, “Se calcula que la cefalea (dolor de cabeza) en los adultos de 18 a 65 años es de aproximadamente el 50%, y el 30% o más de este grupo ha padecido migraña”.

¿Qué tipos de dolores de cabeza existen?

Cefalea tensional: Esta caracterizada por la tensión muscular en los hombros, el cuello, el cuero cabelludo y la mandíbula. Duele en ambos lados de la cabeza. Puede sentirse una presión frontal y hace que el cuerpo entre en un estado de rigidez.

Cefalea migrañosa: El dolor es intenso, impide realizar actividades físicas y pueden durar más de un día. En muchas ocasiones se sienten latidos en las sienes y el dolor se concentra en la mitad de la cabeza. Puede producir náuseas y cansancio visual.

Cefalea en racimos: Dura menos de tres horas y se repite en muchas ocasiones. Puede manifestarse por medio de picadas severas y enrojecimiento en los ojos. (Lea también: Meditación guiada para calmar la ansiedad)

Un buen método para tratar estos insoportables dolores es recurrir a la medicina tradicional, la medicina natural e incluso en la homeopatía. Sin embargo, la meditación es un buen camino para disminuir este dolor y trabajar en él desde la energía y el interior. ¿Cómo hacerlo?

Escuche meditación guiada para aliviar el dolor de cabeza

En la meditación se pueden encontrar varias alternativas que permiten experimentar sensaciones de paz, de alegría, y de liberación. Este método “sanador” requiere de una práctica constante que no es complicada, por el contrario, se convierte en una oportunidad para romper rutinas diarias que afectan no solo el cuerpo en sí mismo, sino el alma y el espíritu.

Al principio puede parecer agotador encontrar un punto clave de concentración, pero con el pasar de los días, la meditación es el mejor pretexto para vivir en armonía, plenitud y estados de mucho amor.

Fuente: El Espectador