¿Te sientes agotada y necesitas fuerza extra para empezar el día? Estas dos posturas de yoga te lo harán mucho más fácil.


Si a ti también te cuesta despertarte por las mañanas y lo primero que te viene a la cabeza al abrir los ojos es el café, tenemos algunos trucos preparados con los que podrás permitirte no abusar de la cafeína y que te aportarán toda la energía que necesitas.

Una energía que muchas veces en las primeras horas del día es escasa, debido sobre todo a problemas de sueño, tiempo de descanso insuficiente, mala alimentación, exceso de trabajo, estrés…

Así que nuestro consejo es que te dediques unos minutos por las mañanas para ti y que sustituyas esa taza de café por un desayuno libre de cafeína y repleto de vitaminas. Pero antes tendrás que activar tu cuerpo para luchar contra la fatiga y la mejor manera para ello es: el yoga.

Aquí te explicamos dos posturas que te ayudarán a sentirte mucho más revitalizada y perfecta para afrontar el día con mucha energía ¡Empezamos!

1. Bhujangasana

La espalda es una de las zonas que más sufre en nuestro cuerpo. Y es que muchas veces el estrés o las tensiones son las causantes de muchas de nuestras contracturas. Por eso es súper importante que la mantengamos sana y flexible. Una de las mejores posturas de yoga para conseguir esto es la postura de la cobra o Bhujangasana.

Solo tendrás que colocarte boca abajo sobre tu esterilla, con las piernas bien estiradas, los dedos apuntando hacia atrás y la planta de tus manos firmemente situada a la altura de tus hombros. Ahora tendrás que comenzar a extender lentamente tus brazos, sin pasarte del límite natural del cuerpo y sin tensionar el cuello.

Una de las mejores posturas de yoga para cuidar nuestra espalda es la postura de la cobra o Bhujangasana.
Una de las mejores posturas de yoga para cuidar nuestra espalda es la postura de la cobra o Bhujangasana.

Con esta postura sentirás como tu pecho se expande y se eleva desde el esternón. Algo que conseguirá aportarnos mucha energía y que permitirá que realicemos respiraciones más profundas para purificar nuestro cuerpo.

2. Virabhadrasana

Es una de las posturas más conocidas y perfecta incluso para los más novatos en el mundo del yoga. Su nombre es la Postura del guerrero y requerirá de toda tu concentración para realizarla. Y es que tendrás que activar toda la energía de tu cuerpo, haciendo que puedas sentirla desde los pies hasta las puntas de los dedos.

Es perfecta para abrir el pecho y fortalecer los pulmones, permitiendo una respiración más profunda y vitalizante. También te ayudará a fortalecer la columna, a aliviar los dolores corporales, favorecer la autoestima y a combatir el nerviosismo y el cansancio.

La postura del guerrero incluye tres variaciones igual de beneficiosas. Pero esta vez te hablaremos de una de las asanas más conocidas y una de las más fáciles de realizar. Para ello solo tendrás que situarte de pie y estirar la espalda realizando un ciclo de respiración de inspirar-aguantar-expulsar. Ahora separa los pies sobre unos seis centímetros y eleva los brazos estirándolos hasta que queden completamente verticales. Ahora da un paso al frente con la pierna derecha, dejando quieta la pierna izquierda e inclínate sobre la derecha formando un ángulo de 90 grados.

¡Perfecto! Ahora tendrás que mantenerte en esta posición y con la espalda recta unos 10 segundos y volver a la posición inicial.

¿Te sirvió? ¡Sigue practicando!

Fuente: Mujer Hoy