Instrucciones sencillas y respuestas a preguntas comunes acerca de la meditación Budista.

.

Como hacer la meditación básica de la respiración:

.

El fundamento de la práctica de la meditación budista a través de las tradiciones.

.

Si estás intentando meditar por primera vez o deseas ponerte al día con los fundamentos de esta práctica, éstas instrucciones son tan fáciles de seguir que nada podría salir mal.

.

En primer lugar, encuentra un lugar tranquilo y que te inspire donde puedas hacer tu práctica de meditación.

.

Una vez que hayas hecho eso, simplemente sigue estas sencillas instrucciones. Al comenzar, ve si puedes permitirte 5 minutos para la práctica e ir aumentando esa cantidad en el tiempo.

.

1. Toma asiento: Sientate con las piernas cruzadas en un cojín de meditación, o si lo prefieres, en una silla de respaldo recto con los pies planos en el suelo, sin inclinarse contra la parte posterior de la silla.

.

2. Encuentra tu postura: Coloca las palmas de las manos hacia abajo en los muslos y siéntate en postura erguida con con la espalda recta, relajado, pero derecho. Con los ojos abiertos, deja que tu mirada descanse cómodamente mientras miras ligeramente hacia abajo un par de metros delante tuyo.

.

3. Observa y sigue tu respiración. Pon atención ligeramente en la exhalación, mientras permaneces consciente del entorno. Estar presente en cada respiración, sentir como el aire sale por tu boca y las fosas nasales y se disuelve en el espacio que te rodea. Al final de cada exhalación, simplemente descansa hasta que la siguiente respiración comience naturalmente. Para una meditación más enfocada, puedes seguir tanto las inhalaciones como las exhalaciones.

.

4. Observa los pensamientos y sentimientos que surgen. Siempre que adviertas que un pensamiento, sentimiento o percepción ha apartado tu atención de la respiración, solo di mentalmente “pensando” y vuelve a seguir la respiración. No hay necesidad de juzgarte a ti mismo cuando esto sucede, solo nótalo gentilmente y vuelve a la respiración y a la postura.

.

5. Después del tiempo asignado, puedes considerar extender el periodo de práctica de meditación. No hay necesidad de renunciar a ninguna sensación de calma, atención plena o apertura que hayas experimentado. Ve si puedes conscientemente permitir que estas sensaciones permanezcan durante el resto de tu día.

.

.

.¿Que es la meditación y por qué se practica?

La meditación budista se practica por razones tanto prácticas como más profundas. Algunos dicen que la meditación es el proceso de la mente que ve su propia naturaleza verdadera. Chogyam Trungpa Rinpoche escribió que la meditación es “un medio de trabajar consigo mismo y con el mundo”. Buda enseño la meditación como una herramienta esencial para liberarse del sufrimiento. Además, podríamos meditar para cultivar específicamente ciertos rasgos positivos, como amistad, estabilidad, compasión y alegría.

.

.¿Cuanto tiempo debo meditar?

Como dijo el profesor budista Joseph Goldstein sobre la meditación, “algo extraordinario puede ocurrir en cinco minutos”. Su colega Sharon Salzberg está de acuerdo, explicando: “Normalmente, cuando la gente empieza a sentarse en el cojín, decimos que son suficiente cinco minutos. No tienes que pensar: “Tengo que sentarme aquí durante seis horas”. ¡No tienes que entrar en una postura similar a la de un pretzel y sufrir!. “Los meditadores de mucho tiempo pueden sentarse durante 20-45 minutos a la vez o incluso más. Pero a menudo se dice que la mejor práctica es la que realmente puedes hacer. Así es que comienza con una cantidad pequeña, verdaderamente factible de tiempo. Siempre puedes aumentar la duración de tu meditación más tarde.

Si encuentras la meditación incómoda, no te preocupes: muchas personas lo experimentan al principio. ¿Donde pongo mis manos?, ¿Debo cerrar los ojos?, ¿Estoy respirando demasiado?.

.

¿Cómo empiezo a meditar? ¿Necesito comprar algo especial?

Bien podrías encontrar que querrás un cojín de meditación (comúnmente conocido como zafu) y otros accesorios para apoyar tu práctica. También puedes crear un lugar dedicado a la meditación en tu hogar, por ejemplo. Pero, como dice la profesora budista Judy Lief en sus guías para empezar, incluso si los vas a hacer solo, tienes los recursos que necesitas.

.

¿Hay otros tipos de meditación?

La meditación de la respiración es la forma más conocida de la meditación budista, pero no es la única. Buda enseñó que idealmente seríamos capaces de sostener la mente meditativa, ya sea de pie, sentado, caminando o acostado. Incluso los acontecimientos cotidianos como comer una manzana o tomar una foto en tu smartphone pueden ser oportunidades para flexionar nuestros músculos de meditación y ciertos tipos de meditación pueden ayudarte a cultivar cualidades positivas.

 

Fuente: https://www.lionsroar.com/category/how-to/