¿SABÍAS QUE LA POCA LIMPIEZA DE TU MAT PUEDE SER UN FOCO DE INFECCIÓN PARA TU SALUD? ¡ACÁ TE CONTAMOS POR QUÉ!

Todos hemos pasado por esto alguna vez: entre el trabajo, los compromisos y el poco tiempo, no queremos cargar el mat a todos lados. Simplemente podríamos tomar prestado uno del estudio de yoga ¿no?. Pero, exactamente, ¿sabemos cuán limpios están esos mats?. La respuesta quizás pueda hacer que quieras andar con tu mat en tu bolso todos los días.

«Un mat de yoga es un perfecto incubador de muchas de nuestras  infecciones a la piel»

«Los mats de yoga son lo peor” dice el Dr. Robert Lahita, profesor de medicina de la Facultad de Medicina de Rutgers. Además de su MD, Lahita también tiene un doctorado en microbiología, ha trabajado tanto en enfermedades infecciosas como de inmunología, y ha sido desde hace muchos años practicante de yoga, por lo que está especialmente bien calificado para comentar sobre lo que se esconde en un mat de yoga que no tiene una limpieza adecuada. Según él, esto puede incluir bacterias, hongos, virus, y mucho más. «Un mat de yoga es un perfecto caldo de cultivo para muchas de nuestras infecciones de la piel,» dice Lahita. «Un mat de yoga es una fuente muy fértil para la infección, principalmente porque la gente suda en ellos y rara vez se limpian.»

«UN MAT DE YOGA ES… BÁSICAMENTE, UN OBJETO INANIMADO UTILIZADO PARA PROPAGAR UNA INFECCIÓN.»

Los mats de yoga son una invención bastante moderna, que ha ayudado a revolucionar la práctica y a juzgar por las muchas mujeres portándolos a través de la ciudad, se convierten en un accesorio de moda bastante elegante a lo largo del camino. Pero en el mundo de la microbiología, un mat de yoga se considera que es un «material contaminado», lo que Lahita define como «básicamente, un objeto inanimado utilizado para propagar una infección.» Lo que esto significa es que si, por ejemplo, alguien que sufre de tiña o una infección por estafilococo, que practica hasta sudar haciendo saludos al sol, y luego rebota hacia atrás en Savasana, la persona que se encuentra en el mat siguiente puede contraer la tiña, el estafilococo, o cualquiera de una amplia variedad de bacterias, virus, u hongos. Eso es definitivamente algo para meditar mientras se está de pie en la postura de la montaña.

Para probar lo que exactamente se esconde sobre un mat de yoga, pedimos un kit de prueba de EMSL analítica , después de haber visto varios videos de YouTube en la técnica de recolección de la muestra (sí, YouTube tiene todo), lo aplicamos en un puñado de gimnasios y estudios de yoga en la Ciudad de Nueva York, con hisopos clandestinos en la mano. Después de asegurar nuestras muestras, los enviamos a hacer las pruebas de bacterias y hongos.

«ENCONTRAMOS MICROCOCCUS LUTEUS Y EMPEDOBACTER BREVIS».

Dos semanas más tarde, los resultados estuvieron. «Los pusimos a prueba de bacterias y hongos cultivables», dijo Melanie Rech, directora del programa nacional de bacteriología en EMSL analítica. «Encontramos Micrococcus luteus y Empedobacter brevis «. El Micrococcus luteus vive en las bocas humanas, en la nariz y en las vías respiratorias superiores, lo que significa que probablemente alguien tosió o estornudó sobre el mat sin limpiarlo después. A pesar de que el M. luteus es serio, es sobre todo inofensivo para las personas con un sistema inmunitario sano. «Muchos de estos organismos… viven en la piel y son bastante inofensivos, a menos que se sufra de diabétes o se esté inmuno-comprometido,» explicó Lahita.

«CORRES EL RIESGO DE CONTRAER UNA INFECCIÓN, GRANOS Y AMPOLLAS EN LA PIEL.»

Es una historia similar para el otro culpable que se encuentra en nuestros mats: Empedobacter brevis. (E. brevis). «Empedobacter brevis ha causado infecciones oportunistas en personas que están inmuno-comprometidas, «dijo Rech, lo que significa que si bien es poco frecuente enfermarse por la E. brevis, si tu sistema inmunológico está debilitado, es más probable que te enfermes. «Si tú haces lo correcto, digamos que eres diabético o  insulino dependiente y te encuentras con un mat de yoga que ha sido utilizado por otras cinco personas y no se lava, se corre el riesgo de contraer una infección y podrías estar más propenso a las ampollas y granos en la piel «, dijo Lahita.

Lahita nombró una larga lista de otros contagios posibles que acechan en los mats de yoga, incluyendo estreptococos, estreptococos que comen carne (uff!), y una variedad de estafilococos, incluyendo el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA), que gusta formarse en objetos o materiales que son propensos a portar alguna infección y pueden causar serios problemas. También hay hongos antiguos, como la tiña y por supuesto el pie de atleta. «En la mayoría de las superficies en que busques hongos, los encontraras”, señaló Rech, que ha probado una buena cantidad de superficies durante su tiempo en los laboratorios.

Los practicantes de yoga son especialmente susceptibles a la propagación y a la captura de microorganismos infecciosos, porque exponen más de su piel en el mat, ​​incluidas las zonas más sudorosas del cuerpo que tienden a tener más organismos en ellos, al igual que los pies, la espalda, la frente y el pecho. No son sólo los yoguis los que están en riesgo, sino también los luchadores, levantadores de pesas, y gimnastas pueden tener los mismos problemas. Lahita observó un brote de MRSA en un equipo de lucha libre de una escuela secundaria porque estaban practicando en mats de goma infectados por MRSA.

“MIENTRAS MÁS SE EXPONE LA PIEL AL MAT, ​​MÁS PROBABILIDADES HAY DE CONTRAER ALGÚN VIRUS O BACTERIA.

Mientras que los mats de yoga típicos y comunes son lo suficientemente arriesgados, si practicas hot yoga o Bikram, el problema podría ser aún peor porque los organismos tienden a prosperar en ambientes cálidos y en donde la gente suda más. «Muchos mats de yoga están salpicados de pequeños agujeros y a estos organismos les gusta vivir en eso, especialmente si estás sudando y estás proporcionando un ambiente muy agradable de solución salina tibia, que proviene de tu piel», dijo Lahita.

Por supuesto, podría ser bastante fácil llevar tu propio mat a tu clase de yoga, lo cual puede reducir, pero no eliminar por completo el riesgo. «Los organismos que residen en los mats de yoga son absorbidos en la habitación donde hay otras personas que hacen yoga,» dijo Lahita. «Alguien estornuda o se para sobre tu mat de yoga, luego, tienes un problema. Así es como se adquieren las infecciones.»

«ALGUIEN ESTORNUDA O SE PARA SOBRE TU MAT. LUEGO, TIENES UN PROBLEMA. ASÍ ES COMO SE ADQUIEREN LAS INFECCIONES.»

No se puede negar que el yoga es bueno para la mente y el cuerpo, pero hay algunas buenas reglas para ayudar a reducir las posibilidades de contraer tú mismo u otra persona una enfermedad. No ir al gimnasio si estás enfermo, invertir en una toalla de yoga para mantener el sudor fuera del mat, llevar tu propio mat de yoga y limpiarlo con regularidad.

¿En cúanto a cómo limpiarlo? «Aconsejo a la gente limpiar sus mats con un spray desinfectante o lejía diluida en agua», dice Lahita. Muchos yoguis buscan productos de limpieza naturales o hechos por ellos mismos, pero estas soluciones (lavanda y aceites de árbol de té; vinagre y mezclas de agua) no va a matar algunas de las bacterias más temibles, como los estafilococos y MRSA. Así es que si realmente quieres un mat limpio, necesitarás algo más fuerte. Lahita también especifica que debes ser cuidadoso de no usar demasiada agua o spray, mientras limpias tu mat y tratar de secarlo completamente después de limpiar la superficie, de lo contrario, quedará húmedo y será un mejor cultivo para virus y bacterias. Namaste.

Fuente: https://www.elle.com/beauty/health-fitness/news/a35255/how-dirty-is-your-yoga-mat/