El yoga es una disciplina física y mental que se originó en la India, hace miles de años, pero llegó a popularizarse en América durante el siglo XX. Actualmente millones de personas la practican en el mundo por ser reunir cinco conceptos que lo hacen un verdadero regalo de la India, para el mundo. Estos son:

  • Ejercicio adecuado
  • Respiración adecuada
  • Relajación correcta
  • Dieta balanceada
  • Meditación

Por eso se dice que el yoga es una disciplina integral que busca el bienestar de todo el cuerpo, la mente y el alma.

María Belén Salinas, profesora certficada en esta disciplina, explica que yoga significa unión. Ella dice que todas las personas están llamadas a verse como una unidad. Cuerpo, mente y alma y que no solamente la persona debe apreciarse como una unidad, sino que esta forma parte de un todo.

Salinas menciona que esta práctica es un caminar hacia poder visualizarse como un todo. «Cuando se realiza una práctica consciente y extrapolas lo aprendido a las diferentes instancias de tu vida, logras conectarte con ese todo», señala y expone los ejemplos de que si se mantiene una postura recta o saludable de la espalda en yoga, también debería hacerse lo mismo en el lugar de trabajo o en la casa, cuando se está frente al computador.

Otro ejemplo es que si se respira en la prácitca, mientras se sostiene el cuerpo en alguna asana (nombre que se les da a las posturas en el yoga), así mismo  se debería aprender a respirar en alguna situación de ansiedad, cuande se experimente enojo o que estemos a punto de reaccionar de manera impulsiva ante un estímulo.

«Cuando aprecias que no eres como tal, un individuo separado del resto, sino que somos como una telaraña de energía, se empieza a trabajar en el concepto de unidad. Este es uno de los fines del yoga, sino el más importante»,  expresa María Belén Salinas.

Simha Rambay, maestro en Narasimha Yoga, habla sobre la historia del yoga, el origen de las posturas, cómo ha cambiado esta práctica a través de los años y cuáles son los beneficios que  proporciona al organismo en el programa de radio Origami que se transmite por Radio City, todos los sábados a las 11:30 AM.

Escucha el audio aquí

 

María Belén Salinas explica otros beneficios físicos que el yoga proporciona al cuerpo humano.

Mejora la respiración: 

El yoga ayuda a mejorar nuestra respiración, ya que en el transcurso del día, debido a las diferentes actividades, respiramos involuntariamente, lo hacemos porque nuestro cuerpo es sabio y este proceso natural nos ayuda a mantenernos con vida.

Cuando se hace yoga ponemos más atención a la forma en la que estamos respirando. Muchas veces respiramos de forma clavicular o no tomamos suficiente aire, no respiramos diafragmáticamente. Entonces el aire no llega a la base de los pulmones que es de donde se extiende a todos los lados del cuerpo para oxigenar el organismo como se debe.

Entonces esta práctica se convierte en una herramienta fundamental para que estés consciente de cómo debes respirar bien, no solo durante la práctica sino como puedes hacer de esto un hábito. Especialmente cuando te enfrentas a situaciones de estrés.

Fortalece el sistema inmunológico

Muchas veces no sabemos como canalizar nuestras emociones. Una emoción es una energía en movimiento y al hacer yoga, inconscientemente, estamos soltando muchas cosas que tenemos reprimidas. Temores, ansiedad, estrés o  ira.

Al nosotros poder drenar eso a lo largo de la práctica con una respiración consciente y con movimientos acordes a la biomecánica del cuerpo, le estamos dando a nuestro organismo un «brake». Aquí estamos reconociendo dónde hay esos atascos emocionales o tensiones y en qué partes específicas del cuerpo están,  para aprender a soltar. Una persona relajada, que sabe canalizar sus emociones y se mantiene respirando bien, va a tener un sistema inmunológico fuerte.

Mejora la flexibilidad y el equilibrio

También se pueden experimentar otros beneficios físicos como: el aumento de la flexibilidad,  el mejoramiento del equilibrio y  el fortalecimiento de músculos y huesos. Esto ocurre porque al moverte de una forma terapéutica lubricas las articulaciones y esto hace que el sistema óseo y tus coyunturas se mantengan saludables.

El yoga también equilibra el sistema nervioso, armoniza esa energía porque las personas que asisten a yoga buscan esta disciplina para liberarse del estrés. Ellos quieren mantenerse relajados o buscan una alternativa segura y diferente para lidiar con una enfermedad o manejar el estrés o también deciden practicarlo porque han vivido una experiencia muy fuerte emocionalmente.

Difererentes posturas

Existen posturas específicas para cada una de las aristas mencionadas. Algunas  te ayudan más con la flexibilidad, otras con el equilibrio y todas trabajan en el cuerpo integralemente para favorecer la salud mental y replantearte tu vida espiritual.

Cada una de estas posturas tiene su propósito, el cual será válido siempre y cuando se lo realice de manera consciente.

Las diferentes asanas o posturas que se realizan en yoga, al estar coordinadas conscientemente con las inhalaciones y exhalaciones, que son parte de la forma correcta de respirar, porporcionará todos los beneficios que necesite el organismo, por lo que no hay que olvidar, que la clave está en la respiración.

Fuente: El Universo