Belén Colomina, experta en mindfulness, propone esta sesión de meditación guiada para vivir el presente y enfocarse en estas fechas señaladas desde la calma

Las Navidades son vividas de muy diversas maneras. Para muchos son entrañables y bonitas, para otros un tanto agitadas y poco gustosas, y para otros son vividas con mucho estrés y ansiedad.

En realidad la Navidad es una etapa en la que el año culmina pero, como cualquier otro tramo del camino, si no sabes cuidarte en su transcurso, puede convertirse en una pesadilla.

Cuando se aproximan estas fechas, suelen incrementarse las demandas externas para reunirse, comprar regalosadornar la casa, tener todo preparado para cada encuentro, cada detalle, tareas pendientes que se han de cerrar y un largo etcétera que no hace más que aumentar nuestro nivel de estrés ansiedad.

Así, en nuestro entrenamiento semanal dedicamos esta meditación para alejar el estrés que esta etapa puede generar. El estrés que puede ocasionar el hecho de no parar a revisar cómo la estoy enfocando, cómo estoy tomando estas exigencias y demandas, qué expectativas genero de ella. Y esto es importante porque, solo dándome cuenta de lo que hago y de lo que quiero, solo enfocando en mi sentir y en mi necesidad, puedo ajustar mi conducta. Puedo regularme para vivirla tal y como quiero, libre de exigenciasjuiciosperfeccionismos comparaciones.

Ya sabemos que un exceso de demandas y en un tiempo limitado, es la fórmula perfecta para incrementar los niveles de estrés. Y es por eso que, entrenar nuestra mente para encontrar el equilibrio interno puede ayudarnos mucho a proyectar una conducta más saludable para nosotros y nuestras relaciones.

Así, te proponemos realizar esta meditación para que tomes nota de lo que verdaderamente quieres de ellas, para poner el valor en lo realmente importante para ti, para permitirte decir «no», para tomar tu espacio, vivir tu presente y enfocarte en ello desde la calma.

Ya sabes que las cosas más importantes, en realidad, no son cosas.

¡Felices fiestas!, ¡Felices deseos vividos!

Fuente: ABC Bienestar