Cinco posturas de Yoga perfectas si teletrabajas y te mueves poco

26 · Diciembre · 2020

Ahora que muchos de nosotros llevamos meses teletrabajando sabemos que nos movemos menos que nunca. Si antes íbamos a la oficina al menos teníamos ese rato de ir a nuestro puesto de trabajo y volver. Además, en la oficina, con nuestros compañeros, etc., tendemos a movernos algo más y levantarnos más de la silla.

Sin embargo, si estamos en casa, y más cuando hay restricciones de movilidad, es fácil que básicamente vayamos de la silla en la que estemos trabajando al sofá (si es que no estamos trabajando en el sofá directamente). Por ello, además de aumentar de manera importante nuestro sedentarismo, es posible que hayamos empezado a sufrir dolores de espalda y a sentirnos un poco contracturados o con poca movilidad. Por suerte, hay algunas posturas de Yoga que pueden ayudarnos a encontrarnos mejor, movernos más y aliviar el dolor.

 

 

Pinza de pie (Uttanasana)

Rishikesh Yogpeeth Isf 5rbpiis Unsplash

Esta es una de las posturas básicas del Yoga, que ofrece múltiples beneficios a nuestra espalda. Con esta postura estiramos toda nuestra cadena posterior y, además, conseguimos relajar la columna. Esta postura también ayuda a trabajar la movilidad de la cadera, lo que resulta especialmente conveniente para aquellos que pasamos muchas horas sentados. Si la Pinza de pie no está a nuestro alcance podemos hacer la variación de «media pinza» ( ardha uttanasana) que requiere menos dificultad.

 

La postura de perro (Adho Mukha Svanasana)

Minna Hamalainen Z41lrjgdrga Unsplash

Con esta postura clásica estiramos toda nuestra cadena posterior, pero además también estiramos la musculatura de la espalda, de los glúteos, los gemelos y los isquios. No solo eso, sino que también fortalecemos los músculos de la espalda, el cuello y los hombros. Si sufrimos de dolores por pasar muchas horas en una sola postura nos veremos muy beneficiados por esta postura.

 

La postura del arado (Halasana)

Rawan Yasser Ww2vx4uo6tq Unsplash

Esta postura puede ser un poco más complicada, pero si ya tenemos cierta experiencia o una buena guía que nos ayude a realizarla nos ayuda a liberar   la carga de la zona lumbar ya que relaja la musculatura de la espalda. Si vamos a realizarla es importante que nos aseguremos de tener el cuello relajado y el peso sobre los omóplatos. Además de eso, tendremos que intentar llegar lejos con nuestros pies y  colocar la cadera justo encima de nuestros hombros.

 

 

Postura de la mariposa (Baddha Konasana)

Hopefilmphoto Qiyzckjqmck Unsplash

Esta postura es ideal para extender completamente la columna mientras las caderas permanecen abiertas, lo cual ayuda a aliviar los dolores y las molestias propias de pasar muchas horas sentados. Esta postura requiere que flexionamos las rodillas, rotamos externamente nuestras caderas y enfrentamos las plantas de los pies, acercándolas lo máximo posible a nuestras ingles. Intentamos acercar las rodillas al suelo tanto como podamos sin empujar con las manos. En ese momento podemos presionar un poco.

 

Postura del niño (Balasana)

Balu Gaspar D Uowu Gugy Unsplash

Esta postura nos permite estirar toda la zona lumbar. Con la variación en la que estiramos los brazos frente a nosotros, en vez de mantenerlos recogidos a ambos lados, estiramos también los hombros. Empezamos de rodillas en el suelo, sentándonos sobre los talones, con las rodillas separadas en el ancho de nuestras caderas. Al exhalar inclinamos la espalda hacía delante hasta que la frente alcance el suelo, apoyándola.

 

 

Fuente: Vitonica

 

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Y disfruta de ofertas exclusivas, nuevas llegadas y más

Loading...