Cinco asanas de estiramiento de Yoga aptas para principiantes

05 · Junio · 2021

Con el aumento de la incidencia de dolores musculares y articulares, el Yoga es una disciplina que está ganando mucha atención, ya que está creado para conectar el cuerpo y la mente, reduciendo la tensión y aliviando los síntomas del estrés y la ansiedad.

Por ese motivo, si te interesa adentrarte en este deporte, te vamos a enseñar cinco asanas que te ayudarán a empezar con buen pie y no te supondrán un gran desafío.

Postura del árbol, para ganar equilibrio

Los beneficios de la postura del árbol en yoga

La postura del árbol es perfecta para empezar a ganar equilibrio, de modo que puedas ir progresando más adelante hacia posturas más complejas y avanzadas.

Para hacerla, ancla uno de tus pies al suelo mientras flexionas la rodilla de la pierna contraria y apoyas su respectiva planta del pie en el interior del muslo que está extendido.

Mientras, enfrenta las palmas de tus manos entre sí hasta que te encuentres en una posición cómoda y aprovecha para respirar profundamente entre ocho y diez veces con cada pierna.

Postura del niño, para favorecer el descanso

Balasana o postura del niño: calma y confort como autocuidado

La postura del niño se utiliza como una asana de descanso en todos los niveles.

Es perfecta para llevarla a cabo antes de dormir ya que puede ayudarte a reducir las tensiones en la espalda, pero debes evitarla si sufres alguna lesión en las rodillas o en la cadera.

Para hacerla, arrodíllate buscando flexionar las rodillas todo lo posible, y flexiona también tu cadera tratando de conseguir que tus manos lleguen lo más lejos posible por el suelo.

 

Postura del triángulo, para estirar los costados

Postura del triángulo: como hacerla y beneficios - Foto 1

La postura del triángulo es perfecta para estirar los músculos de la cadera y la espalda.

Para hacerla bien, ambas rodillas deben estar extendidas y trataremos de alcanzar uno de nuestros pies con su respectiva mano, mientras la otra trata de ganar la máxima altura posible y mantenemos nuestro torso abierto para ello, sin arquear la espalda.

Lleva a cabo entre cinco y diez respiraciones profundas, y al terminar de hacerlas cambia de lado.

 

Postura de la pinza sentada, perfecta para la espalda baja

La postura de la pinza sentada es perfecta para los principiantes, ya que permite estirar mucho los músculos de las piernas y la espalda, y en concreto los de la espalda baja.

Para hacerla correctamente, estando sentados en el suelo tendremos que buscar inclinarnos hacia delante, con la intención de que nuestra cabeza toque nuestros tobillos.

Para ello, flexionaremos la cadera y arquearemos la columna pero no el cuello, y alargaremos los brazos hasta tocar nuestros pies.

7 asanas de yoga que te ayudan a mejorar tu postura si teletrabajas

 

Postura del perro mirando hacia arriba, para estirar el abdomen

Para llevar a cabo la postura del perro mirando hacia arriba, mantendremos nuestras piernas en contacto con el suelo y será a partir de la cadera cuando empecemos a elevar nuestro cuerpo con la intención de que nuestra nariz toque el techo.

Al hacerlo, además de fortalecer nuestros brazos, piernas, hombros y espalda, también favoreceremos el estiramiento de la cadena anterior, y especialmente de los músculos del abdomen.

Las claves de la postura del perro boca arriba de Yoga

 

Fuente: Vitonica

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Y disfruta de ofertas exclusivas, nuevas llegadas y más

Loading...