Bikram Choudhury (Calcuta, 1944) ha enseñado el estilo de yoga que creó en los sesenta con su propio nombre a alrededor de mil millones de personas en todo el mundo. El bikram yoga cuenta con 26 posturas que se practican a lo largo de 90 minutos a una temperatura de 40 grados.

A Bikram le gusta especialmente España dentro de los países europeos. Ahora se encuentra en el Sheraton Hacienda del Álafmo Golf & Spa resort haciendo un training mundial oficial hasta el 30 de junio.

El gurú ayudó a Nacho Cano después de que se pasara cinco años en la cama tras una operación, hasta el punto de que el músico se formó como profesor de bikram yoga y abrió una escuela en Miami. Cano se encuentra entre las muchas celebridades a quienes Bikram ha enseñado yoga desde la década de los sesenta, tanto en Hollywood como Bollywood.

¿Qué es el bikram yoga y qué aporta en relación a otros estilos como el hatha yoga o el vinyasa?

Todo el mundo que practica posturas de yoga acompañado de la respiración hace hatha yoga. Hatha es la unión de las palabras sol y luna en sánscrito y eso es lo que significa el yoga: la conexión de esas energías.

El yoga es más antiguo que la civilización, es como las historias mitológicas del Mahabarata en la India, pero alguien tenía que romper la pared y abrir nuevos espacios porque si no habría desaparecido en el subcontinente. Así que empecé a pensar en cómo enseñar yoga, ya que lo practico desde los tres meses y a los cinco años ya tenía mi gurú, de una forma accesible para todos los seres humanos. Creé un sistema estándar de entre las 5.000 posturas que existen a partir de investigaciones basadas en la ciencia médica moderna desde 1956 durante nueve años. Elegí 26 de ellas por las 26 letras que componen el alfabeto occidental con las que usas el 100% de tu cuerpo, de forma que ayuda a todos los órganos internos, los huesos, los músculos, los ligamentos y los tendones.

En mis clases me siento en un escenario, como en un concierto, y te obligo a escucharme, hablo como una metralleta, y no tienes otra opción que escucharme hasta que introduzco mi mente en tu cerebro.

Es una práctica que pueda realizar cualquier persona o ¿existe alguna contraindicación?

El 95% de las personas que asisten a mis clases sufren alguna enfermedad crónica: del corazón, neurológica, de los huesos, de la espina dorsal, diabetes, entre otras. Muchas universidades desde Harvard hasta Princeton están investigando el bikram yoga. Y no sólo mejora la enfermedad por la que hayas venido, sino que también ayuda al resto del organismo. Es como una medicina preventiva en la que reconstruyo tu cuerpo y te quedas como nuevo.

Bikram Choudhury con Michael Jackson y Quincy Jones
Bikram Choudhury con Michael Jackson y Quincy Jones

¿Con qué frecuencia es aconsejable practicarlo?

En India decimos que tenemos que tratar el cuerpo como un templo, pero en Occidente no se entiende esta filosofía, así que digo que tu cuerpo es como un váter y cada vez que lo usas tienes que tirar una vez de la cadena. Cada 24 horas metemos basura en nuestro cuerpo a través de aire, la comida, el agua, pero una vez al día tienes que tirar de la cadena, de modo que todos los días tu cuerpo es como si tuviera 18 años.

¿Sirve también para gestionar el estrés, el insomnio, la ansiedad? ¿Qué efectos tiene a nivel emocional y mental?

También funciona al 100% para quitar la depresión. También me deprimo cuando veo a gente que no tira de la cadena porque dice que está muy ocupada. Pero si no se ocupan de su cuerpo, el cuerpo se rendirá. Para todo el mundo, la mente es su primer enemigo. En cambio, cuando haces yoga tu mente se convierte en tu mejor amigo y ya no te va a mentir. Se queda limpia como después de una bomba atómica.

Algunos críticos afirman que no es sano realizar 90 minutos de ejercicio a 40 grados. ¿Qué tiene que decirles?

Llevo 63 años enseñando yoga de forma profesional a 1,5 mil millones de personas en todo el mundo y se han beneficiado de bikram yoga. No tengo nada más que decir.

El yoga se ha popularizado en Occidente y se ha convertido en un negocio de enormes ganancias económicas. Algunas voces que defienden la tradición yóguica más purista de la India hablan de la mercantilización y el hedonismo de la práctica occidental, que se olvida muchas veces de la esencia del yoga como herramienta para elevarse y trascender el cuerpo. ¿Cómo ve esta apreciación?

En India ya no se practica el yoga, hacen meditación; en cambio, en ciudades como Vancouver hay 85 escuelas de yoga. Ayudé a hacer el yoga popular en todos los lugares del mundo. De hecho, ayudo a mejorar enfermedades como la osteoporosis, de forma que el hueso vuelve a recuperar su densidad. Lo están investigando en universidades como Standford o UCLA.

Ha habido otros gurúes que han popularizado la filosofía de la India, pero yo he popularizado la práctica del yoga desde una investigación médica que ya comencé en los setenta en la Universidad de Tokio cuando conté con una beca de la ONU.

¿Diría que el bikram yoga es una fusión de la sabiduría oriental y occidental?

Se puede ver así. Curé al presidente Nixon de tromboflebitis en 1962 y me dieron el permiso de residencia en Estados Unidos y ya me hice el gurú de Hollywood y enseñé yoga a actores, músicos, políticos, atletas.

¿Y qué le parece Europa?

Europa es conservadora y tiene ciertos prejuicios, pero todo el mundo sigue a América.

Fuente: EL DIARIO