Canales de youtube para practicar yoga en casa

Canales de youtube para practicar yoga en casa

Producto del aislamiento social, pasar tiempo en la casa lejos de los amigos y la familia ha influido fuertemente en la salud mental de los chilenos. Ver las noticias e informarnos todo el día por redes sociales de lo que ocurre con esta pandemia, nos alimenta la mente con pensamientos negativos, depresivos y angustiantes.

Pero gracias a la cuarentena, también, hoy muchos tienen la excusa y el tiempo suficientes para probar cosas distintas que ayuden a alivianar el estrés, como la meditación o el yoga. Realizar una actividad física diaria te puede ayudar mucho a disminuir el impacto emocional que todo esto ha causado.

Si estás leyendo esto con ánimo de relajarte, entonces empieza por descansa los dientes, suelta tu mandíbula y rota tus hombros hacia arriba, atrás y abajo. Por último, mueve la cabeza de lado a lado un par de veces. Si eso se sintió bien, quizás deberías considerar hacer un poco de yoga, porque probablemente tu cuerpo y mente lo necesitan.

Según especialistas en medicina, la práctica de yoga contribuye positivamente en el bienestar emocional, ya que la serie de posturas que entrega esta disciplina, en conjunto con una respiración adecuada, logran calmar la mente y bajar la ansiedad.

Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo énfasis en los beneficios de la practica de yoga para fortalecer el sistema inmunológico ante la pandemia del coronavirus. El ejercicio, en general, libera sustancias producidas por el encéfalo, llamadas endorfinas. Estas actúan como neurotransmisores y son capaces de brindar relajación, tranquilidad, paz mental y sensación de bienestar. Además de fortalecer el sistema inmune, el yoga te entrega un aporte energético y ganas de hacer las cosas, fomentando así el logro de objetivos y, por extensión, mejorando nuestro autoestima.

Independientemente de tu nivel de práctica —ya seas principiante, avanzado o recién te está interesando el yoga—, hoy existen muchas plataformas para practicar desde la comodidad de tu casa. Ubicación, tiempo y conveniencia dejaron de ser un problema con el acceso a clases online. Esto significa que puedes practicar a la hora que quieras y donde sea que estés.

Para los que están recién empezando, hacer yoga desde la casa es una de las mejores maneras de introducirse en él, ya que evitas compararte y competir con el resto y tu práctica se vuelve 100 por ciento personal. Para hacer yoga no necesitas tener un mat, ni ropa muy especial. Puedes practicar sobre un par de toallas o incluso sobre la alfombra, usando hasta el pijama.

A continuación te compartimos una lista de canales de YouTube nacionales e internacionales de todo tipo de yoguis, para que comiences o mantengas la práctica desde tu casa:

Catalina González Yoga: 

 

Patrick Beach:

 

Elena Malova:

 

 Xuan Lan Yoga:

 

FightMaster Yoga:

El yoga disminuye los síntomas de depresión

El yoga disminuye los síntomas de depresión

El yoga parece aliviar los síntomas depresivos en personas con otros problemas de salud mental, según revela una revisión y un análisis de datos agrupados de la evidencia disponible, publicada en la revista British Journal of Sports Medicine. Y las conclusiones muestran que cuantas más sesiones semanales se completen, mayores serán los efectos.

La depresión es la principal causa de discapacidad en todo el mundo, y afecta a más de 340 millones de personas. Los síntomas de la depresión a menudo van de la mano con otros problemas de salud mental, como la ansiedad generalizada y los trastornos psicóticos, dicen los investigadores.

La actividad física se recomienda ahora ampliamente para ayudar a aliviar los síntomas de la depresión, y los investigadores querían saber si el yoga también podría ser útil para las personas con una serie de problemas de salud mental.

También querían saber si el yoga podría tener otros beneficios, como una mejor capacidad de ejercicio, pérdida de peso, mejor sueño y mejor calidad de vida.

Buscaron en las bases de datos de investigación en busca de ensayos controlados aleatorios publicados hasta mayo de 2019, que compararan el yoga con el tratamiento habitual; ningún tratamiento actual; o la autoayuda, para incluir libros, información de salud y el apoyo de amigos y familiares.

Encontraron 19 ensayos clínicos internacionales relevantes de un total inicial de 80, en los que participaron 1.080 adultos con una serie de problemas de salud mental.

[Img #60615]

Entre ellos figuraban depresión, ansiedad generalizada, trastornos del estado de ánimo, trastorno de estrés postraumático, estrés, trastornos psicóticos, como la esquizofrenia, los trastornos de pánico y el uso indebido de sustancias.

La práctica del yoga implicaba una mezcla de movimiento, ejercicios de respiración y/o consciencia, pero con el componente de movimiento que comprendía más de la mitad de cada sesión.

Los tipos de yoga incluían hatha, vinyasa, SVYASA, kundalini y kripalu, con cada sesión semanal durando entre 20 y 90 minutos durante un período de alrededor de 2,5 meses, en promedio.

Se agruparon los datos de 13 de los 19 ensayos y los resultados mostraron que el yoga alivió los síntomas depresivos en comparación con el tratamiento habitual, el no tratamiento o la autoayuda.

Los efectos fueron más notorios en el caso de la depresión y la esquizofrenia y, en cierta medida, en el caso del abuso del alcohol.

No hubo suficiente información para poder agrupar los datos y evaluar el posible impacto en otros problemas de salud.

Pero análisis posteriores revelaron que cuanto mayor era el número de sesiones de yoga semanales completadas, mayor era el efecto sobre el alivio de los síntomas depresivos.

Los ensayos clínicos fueron de calidad media (47%) a alta (53%), pero fueron muy pocos para analizar el impacto potencial de los diferentes tipos e intensidades de yoga, dicen los investigadores.

Y advierten que la diferente terminología, la duración de la intervención y el seguimiento a corto plazo dificultan la comparación completa, cuestiones que una investigación futura debería abordar, sugieren.

No obstante, concluyen que el yoga es más eficaz que los cuidados habituales, con un claro efecto de respuesta a la dosis, y que puede ser especialmente útil para aquellos que normalmente no pueden o no hacen ejercicio.

«Se justifica la consideración del yoga como una modalidad de ejercicio basada en la evidencia junto con las formas convencionales de ejercicio, dados los resultados positivos de esta revisión», escriben.

«El yoga puede proporcionar una estrategia adicional o alternativa para involucrar a las personas que experimentan depresión en una actividad física significativa», añaden. (Fuente: NCYT Amazings).

Fuente: Noticia de la Ciencia

9 Tips de Yoga para Superar la Ansie

9 Tips de Yoga para Superar la Ansie

Librarse de la ansiedad y el estrés esta sólo a la distancia de una técnica de yoga

Estrés, miedo, ansiedad – si empezamos a contar todos esos ejemplos en la vida cuando experimentamos estas emociones,¡podemos perdernos en la cuenta! Ansiedad por el resultado de un Examen público o la reacción de nuestros padres a la boleta de calificaciones; nerviosismo por la primer cita o por una entrevista de trabajo – todos hemos pasado por momentos así. Un poco de temor es normal; de hecho, así como la sal en la comida, es necesario también mantenernos disciplinados, enfocados y dinámicos.

El problema empieza cuando este temor se vuelve persistente y es tan intimidante como para empezar a interferir con nuestra vida diaria. Entonces se vuelve un desorden de ansiedad, un estado excesivo de incomodidad, preocupación o temor a lo desconocido, que necesita ser tratado, y aquí es cuando yoga puede ayudar.

También es bueno saber que yoga por sí misma no debe considerarse la única opción de tratamiento. Debe ser complementaria a medicación después de consultar a un especialista. El doctor te guiará para mejorar esta situación y ayudará a entender el tipo de desorden de ansiedad que puedas tener – Desorden por Pánico, Desorden Obsesivo-Compulsivo, Desorden por Estrés Post-Traumático, Desorden de Ansiedad Social o Desorden Generalizado de Ansiedad, por nombrar algunos.

Nota: La medicina alopática puede tener efectos secundarios, puedes considerar líneas alternativas de tratamiento tales como Homeopatía y Ayurveda.

Síntomas para saber si tienes desorden de ansiedad

  • Sientes inusual  pánico, miedo o incomodiad.
  • Tiendes a perder el control, tener pensamientos obsesivos por experiencias traumáticas pasadas.
  • Despiertas frecuentemente por pesadillas.
  • Continuamente quieres lavarte las manos.
  • Tienes problemas para conciliar el sueño.
  • Tus manos y pies sudan constantemente.
  • Sientes palpitaciones frecuentemente.

¿Cómo pueden los ejercicios de yoga ayudar a superar la ansiedad?

La práctica constante de yoga te ayuda a estar tranquiloy relajado en la vida diaria y puede también darte la fortaleza para enfrentar eventos cuando se presentan sin sentirse intranquilo. La práctica de yoga incluye en forma ideal una serie de asanas (posiciones corporales), pranayamas (técnicas de respiración), meditación y la antigua filosofía de yoga, ya que todas estas hay ayudado a muchos pacientes con problemas de ansiedad a recuperarse y enfrentar la vida con nuevo positivismo y fortaleza.

Sushma Goyal, ama de casa, comenta “siempre estaba tensa y preocupada por pequeñas cosas en la vida. Cada evento pequeño o grande me sacudían. Mi esposo decidió consultar a un doctor quien nos dijo que tenía un desorden general de ansiedad. Tomé el tratamiento para la ansiedad, junto con la prácitac de yoga y meditación aproximadamente por seis meses. Y hoy siento que he renacido. Mi forma de pensar ha cambiado, me siento mucho más estable desde mi interior y tengo fé que cualquier cosa que suceda será para bien. ¡Ya no tengo temor al futuro! Yoga me dio esta fortaleza.”

Así como Sushama, también tu puedes decir bienvenida una vida optimista y comprender el miedo con yoga. Las siguientes técnicas de yoga pueden ayudar a calmar una mente inestable.

 

Las siguientes técnicas de yoga pueden ayudar a calmar una mente intranquila y ayudar como un tratamiento natural.

1: Mueve tu cuerpo y libera tu mente del estrés con Yoga Asanas (posiciones del cuerpo).

Estas posiciones de yoga ayudan a sentir una felicidad, un cuerpo y mente saludable.

Asanas que ayudan a liberar tensión y negatividad de nuestro organismo.

  • Dhanurasana (postura de arco)
  • Matsyasana (Postura de Pez)
  • Janu Shirsasana (Cuerpo Doblado al Frente en Una Pierna)
  • Setubandhasana (Postura de Puente)
  • Marjariasana (Estiramiento de Gato)
  • Paschimottanasana (Cuerpo Doblado al Frente en Dos Piernas)
  • Hastapadasana (De Pie Doblado Al Frente)
  • Adhomukha Shwanasana (Posicipon de Triángulo)
  • Shirshasana (Parado sobre la Cabeza)
  • Shavasana (Posición de Cadáver)

Nota:Al terminar la session de posiciones de yoga, recuéstate en la posición de YogaNidra para darle a tu mente y cuerpo unos minutos de profunda relajación. La técnica contribuye a eliminar toxinas del cuerpo, una causa básica del estrés en el organismo.

2: Respira correctamente con los pranayamas para liberarte de la ansiedad

Llevar tu atención a la respiración puede ayudarte a limpiar la mente de saturación innecesaria de pensamientos que aumentan la ansiedad. Prueba realizar las siguientes técnicas de respiración:

KapalBhatiPranayama (Técnica de Respiración de Cráneo Brillante)
Bhastrika Pranayama
Nadi Shodan Pranayama (Respiración de fosas alternadas) – efectivo para liberar el estrés del cuerpo (donde las exhalaciones son más prolongadas que las inhalaciones) Bhramari Pranayama (Respiración de Abeja).
Bhramari Pranayama (Bee Breath)

3: Medita para disfrutar regalarte una mente relajada

Meditar puede ser una excelente técnica para relajar una mente distraída, te da una sensación de calma y paz y también observa cómo con la práctica diaria cómo tu mente trabaja para involucrarte en cosas muy pequeñas que te rodean. También puede ayudarte a no preocuparte tanto o sentirte ansioso por el futuro incierto.

Puede que con frecuencia hayas oído el término “la prisa por la adrenalina”, Esto sucede cuando nos sentimos tan ansiosos por un evento potencial. Por ejemplo, cuando montas  y paseas a caballo. En ese momento, el nivel de la hormona de la adrenalina sube, haciendo que tu corazón lata más rápido, haciendo que los músculos se tensen y el cuerpo empiece a sudar profusamente. Investigaciones científicas han mostrado que la meditación constante puede ayudar a reducir los niveles del esta hormona de estrés.

4: Aplica la filosofía de yoga en tu vida, mantente feliz y permanece feliz y dichoso en cada momento.

Sabiendo y aplicando el ancestral conocimiento de yoga en la vida diaria, que habla respecto a principios simples pero profundos (yamas y niyamas) de yoga, pueden ser el secreto de la felicidad y salud en la vida.  Por ejemplo, el principio Santosha (niyama) enseña el valor de contentamiento. El principio de aprigraha puede ayudarnos a superar los enojos o deseos de querer poseer más, que pueden ser una razón de estrés y ansiedad. También, el principio de Saucha que habla de la limpieza de la mente y el cuerpo. Esta regla puede particularmente ayudar si tiendes a sentirse ansioso por contagiarte de enfermedades infeciosas.

El yamas y niyamas de yoga también nos ayudas a comer comida nutritiva y vivir un estilo de vida saludable que contribuye enormemente a superar la ansiedad y el estrés. Para entender la filosofía de yoga, puedes considerar leer los comentarios de Sri SriRaviShankardel los Yoga Sutras de Patanjali.

5: ¡Rezar, mantener la fe y sonreir!

Rezar es la mejor forma de reafirmarse y liberarse de la ansiedad. Desarrollar hábitos de rezar diariamente, cantar bhajans (que son canciones devocionales) te llenan de energía positiva y también te ayudan a calmar la mente.  También brindan una sensación de profunda fé  que que todo lo que sucede es lo mejor y que hay un poder divino que se encarga de eso. Más aún, haz un esfuerzo conscientepor sonreir más y más. Te dará confianza, calma y optimismo. ¡Prueba hacerlo ahora mismo!

6: Piensa lo que puedes hacer por otros

Cuando te atoras constantemente en “yo y mío”, da lugar al estrés y la ansiedad. Nos preocupamos por ¿qué nos sucederá?.  Mejor, cambia tu atención a cómo puedes ser útil a otros a tu alrededor. Llénate de energía haciendo alguna actividad de servicio a los demás que puede darte una profunda satisfacción y también inmensa dicha.

7: Debes saber la impermanencia del mundo

Cuando esto esta claro, el que todo lo que nos rodea es temporal y cambiará, nos relajamos y nos tranquilizamos internamente.  Esta sensación también pasará y no se quedará para siempre, surge en nosotros un liberación de la ansiedad.  Meditar puede ayudarnos a ver este fundamento esencial de la vida.

8: Recuerda una situación similar en el pasado cuando pudiste superar la ansiedad.

Esto te llenará de una inmensa fortaleza que también pudiste superar. Recuérdate esto con frecuencia.

9: Rodéate de compañía positiva.

Cuando te rodeas de gente con una mente positva, tiene influencia en ti por pensamientos similares, que se reflejaran en tu actitud ante la vida. Sólo una mente positiva puede alimentar la dicha, paz y relajación.

Fuente: Art of Living

Posturas de yoga para trabajar el equilibrio

Posturas de yoga para trabajar el equilibrio

Los beneficios, tanto físicos como mentales, que aporta practicar yoga con regularidad son prácticamente infinitos e indiscutibles. Refuerza el sistema inmunológico, fortalece huesos y músculos, mejora la respiración, aumenta la flexibilidad y, por supuesto, trabaja el equilibrio. El yoga es una práctica que involucra tanto el cuerpo como la mente, por lo que el equilibrio que uno logra de forma externa, se verá reflejado en el equilibrio interior. Las posiciones que ejercitan esta habilidad nos obligan a estar presentes, a prestar atención al verdadero ‘aquí y ahora’ y, por consiguiente, a conocernos mejor a nosotros mismos

Leer: Beneficios que aporta al organismo la postura sirsasana y otras asanas invertidas

Mujer practicando yoga

Para desarrollar el equilibrio, es fundamental interiorizar previamente una serie de consejos que debemos tener presentes durante la sesión: establecer una base sólida, colocando firmemente los pies en el suelo, prestar atención a la correcta alineación del cuerpo, fijar la mirada en un punto fijo y mantener activados todos los músculos, siendo conscientes en todo momento de dónde depositamos el peso del cuerpo. Lo idóneo para trabajar esta habilidad es comenzar con unas asanas sencillas que, una vez controladas, nos permitirán continuar progresando en las múltiples variantes de esta beneficiosa disciplina. Aunque determinadas posturas pueden resultar difíciles de ejecutar al principio, debemos escuchar a nuestro cuerpo y tener paciencia para perseverar

Mujer practicando yoga

Postura del árbol o ‘Vrksasana’

Es una de las posturas más conocidos y utilizadas en el universo del yoga. Como el propio nombre indica, representa un árbol y se trata de una de las asanas de equilibrio para principiantes. Para hacer correctamente esta postura, nos colocamos de pie con los brazos extendidos a ambos lados del cuerpo. A continuación, centramos nuestra mirada en un punto fijo para mantener el equilibrio, juntamos las palmas de las manos y, poco a poco, subimos de forma controlada nuestra pierna derecha hasta colocarla en la cara interna del muslo izquierdo. La planta del pie debe estar totalmente apoyada en el muslo. Por último, levantamos lentamente las manos hacia el cielo manteniendo las palmas de las manos juntas

Mujer practicando yoga

© Gtresonline

Postura del guerrero III o ‘Virabhadrasana III’

Se trata de una asana de equilibrio más complicada, en la que necesitamos tener activada toda nuestra musculatura para poder mantener la posición. Para ejecutarla correctamente, nos colocamos de pie y apoyamos las manos sobre el muslo derecho. A continuación, damos un paso amplio con nuestra pierna izquierda hacia atrás y elevamos los brazos, que deben estar paralelos entre ellos y también paralelos al suelo. Por último, levantamos el pie izquierdo del suelo y elevamos la pierna izquierda hasta que se alinee nuestra espalda. Si no conseguimos mantener el equilibrio, podemos ayudarnos de los brazos estirándolos a ambos lados del cuerpo en forma de cruz

Mujer practicando yoga

© Gtresonline

Postura del guerrero I o ‘Virabhadrasana I’

Para realizar la postura del guerrero, tomamos aire y damos un paso amplio hacia atrás con el pie izquierdo de modo que nuestras piernas quedan separadas a una distancia aproximada de un metro dejando el pie derecho al principio de la esterilla. A continuación, flexionamos la pierna derecha hasta conseguir que la rodilla se mantenga justo por encima del tobillo y giramos el tronco, de forma que los hombros y la cadera miren al frente. Por último, elevamos los brazos paralelos hacia el cielo y mantenemos la cabeza erguida. Debemos asegurarnos de mantener la espalda recta y repartir el peso del cuerpo entre las dos piernas

Mujer practicando yoga

Postura de la vela o ‘Sarvangasana’

Se trata de una popular asana de inversión en la que también se desarrolla el equilibro. Para realizarla, nos tumbamos en el suelo con las piernas juntas y estiradas y los brazos también  estirados a ambos lados del cuerpo. Desde esta posición, elevamos las piernas hasta formar una línea recta recta con el tronco. Colocamos las manos lo más cerca posible de las escápulas, en la zona lumbar, para ayudarnos a mantener la postura

Mujer practicando yoga

Postura de arado o ‘Halasana’

Es una de las asanas de semi-inversión más utilizadas en las sesiones de yoga. Aunque parece complicada, es apta para todos los niveles. Para ejecutarla, nos tumbados sobre la esterilla con las rodillas flexionadas, los pies en el suelo y los brazos estirados a ambos lados del cuerpo. Presionamos los brazos en el suelo para elevar las piernas hacia arriba hasta conseguir formar un ángulo de 90 grados. A continuación, dejamos que las piernas caigan hacia atrás mientras que la cadera sube hacia el techo, sin dejar de presionar el suelo con los brazos. El peso del cuerpo nunca debe recaer sobre el cuello, sino que tiene que estar repartido entre los brazos, los hombros y la punta de los pies.

Fuente: Hola.

Heal: las 9 claves del documental que es un hit en Netflix

Heal: las 9 claves del documental que es un hit en Netflix

Todas las mañanas, Kelly Noonan toma jugo de apio, medita y hace yoga. Hasta acá, nada fuera de lo normal. Lo que la hace diferente a esta actriz nacida y criada en Los Ángeles es que hace dos años escribió, produjo y dirigió un documental sobre la propia capacidad del cuerpo y de la mente para sanar. Se llama Heal , es un hit para los amantes de la vida sana y, para nosotras, la punta del iceberg de un fenómeno cada vez más fuerte: el boom de la búsqueda de la sanación personal. En esta nota analizamos la teoría de que el propio cuerpo tiene el poder para curarse. ¿Es así? ¿Qué rol juega la medicina tradicional?

EL DISPARADOR

A raíz de su experiencia con sanadores y médicos durante más de 20 años, Kelly está convencida de que nuestros pensamientos, emociones y creencias afectan nuestra salud. Para ella, tenemos mucha más capacidad de sanarnos a nosotros mismos que lo que nos han dejado creer (¡palo a la industria farmacéutica!). Para demostrarlo, entrevistó a los profesionales más destacados de la medicina holística de los Estados Unidos, y con ellos hizo el documental.

El comienzo de todo

El médico hindú Deepak Chopra, el biólogo celular Bruce Lipton, el neurocientífico Joe Dispenza, el escritor Gregg Braden y la conferencista Mariannne Williamson son algunos de los especialistas que participan. También hay otros que no son famosos ni conocidos. Pero todos coinciden en una visión integral del ser humano, aunque no descreen de la medicina tradicional. Es más, destacan que en algunos casos es muy buena y puede salvar vidas. «La medicina obra milagros en los casos de traumatismo. Si sufro un accidente de auto y tengo los intestinos colgando, no me lleven a un quiropráctico. Necesito un cirujano», dice el biólogo celular Bruce Lipton. El problema es quedarnos solo con eso. Porque para poder realmente sanar, es necesario dar un paso más. Es necesario encontrar el sentido profundo de los malestares. Entender qué conflictos de nuestra familia, de nuestras relaciones, de nuestra vida no estamos pudiendo ver y el malestar viene a mostrarnos. Una vez que entendemos eso, sanar es mucho más fácil.

LA CURACIÓN ESPONTÁNEA

Quizá conozcas la historia de Anita Moorjani . Si no sabés nada de ella, te recomendamos que busques sus videos en YouTube porque su experiencia es asombrosa. Anita es de familia hindú, pero vive en Japón. El 2 de febrero de 2006 debió ser el último día de su vida. Ese día entró en coma después de padecer durante cuatro años un linfoma que la había llenado de tumores. Sin embargo, Anita no murió. Volvió a vivir y cinco semanas después no quedaban rastros de los tumores en su cuerpo.

LOS 9 PRINCIPIOS

Casos como el de Anita son posibles. Sin embargo, son la excepción, no la regla. Al resto de los humanos nos toca arremangarnos y trabajar para vivir de manera sana. Pero, sobre todo, entender que la sanación es un proceso que lleva tiempo. Y que lo ideal es que trabajemos en todos los niveles del ser: en el más superficial, o sea, en el cuerpo físico; en el intermedio, o sea, en la mente y las emociones; y en el más profundo, o sea, en el espíritu.

A esa conclusión llegó la doctora Kelly Turner, Ph. D. de la Universidad de Harvard e investigadora de la Universidad de California. Después de investigar durante 10 años a sobrevivientes de enfermedades graves, de analizar 1500 casos y de hacer más de 250 entrevistas en profundidad, llegó a la conclusión de que hay 9 cambios que todas esas personas que se sanaron hicieron. «Lo más impresionante es que de estos 9 cambios, solo dos son físicos: los demás son mentales, emocionales o espirituales», dice en el documental.

Los cambios que Turner detectó, para sanar tu cuerpo, son:

  1. Cambiar radicalmente tu dieta.
  2. Tomar el control de tu salud.
  3. Seguir tu intuición.
  4. Curar las emociones reprimidas.
  5. Aumentar las emociones positivas.
  6. Aceptar el apoyo de otros.
  7. Profundizar en tu conexión espiritual.
  8. Tener una razón fuerte para vivir.
  9. Usar hierbas y suplementos.

MÚLTIPLES niveles para sanar

La sanación solo puede ocurrir en múltiples niveles. y hay miles de testimonios e historias de vida de personas a quienes la meditación les cambió la vida. En definitiva, ya lo sabemos: meditar, visualizar, perdonar y agradecer son las prácticas espirituales más poderosas. No solo aquietan nuestra mente y nos conectan con nuestro interior, sino que relajan nuestro cuerpo y liberan al torrente sanguíneo un montón de sustancias súper positivas, como oxitocina, dopamina, serotonina y endorfinas. El cuerpo habla y la meditación ayuda.

Ayudar al médico

Por Marina Borensztein . Motivadora social de vida saludable y felicidad.

Somos una unidad, cuerpo, mente, espíritu. Si no abordamos nuestra vida y nuestra salud como la totalidad que somos, no podemos sanar.

En la actualidad vivimos muy disociados. La medicina tradicional no incorpora la energía que somos (el espíritu), por eso se queda tan corta. No alcanza. El medico te cura , pero sanar es tu Trabajo Personal. El médico te saca el tumor ( por ejemplo), pero no sabe qué lo originó. Averiguarlo es nuestra tarea. Somos creadores de nuestra realidad, de nuestra salud, de nuestros pensamientos, emociones, energía. Nadie decide enfermarse pero hacemos tantas cosas mal que al final el cuerpo se enferma.

No hacemos nada con bombardearnos con todos los remedios, quimios, rayos del mundo si no hacemos algo para cambiar nuestras creencias, nuestra manera de pensar que impacta directamente en nuestras células. Además, por supuesto, darle el mejor combustible. Alimentarse muy bien.

Por todo esto creo en la importancia de la medicina integrativa: la medicina que todos conocemos junto con las terapias alternativas científicamente comprobadas para restablecer la salud. La ciencia y la espiritualidad de la mano.

La medicina requiere un cambio de paradigma.

Expertos consultados : Dr. Sebastián Díaz Varela. Médico especialista en ayurveda de Maharishi e instructor de meditación trascendental. Lucas Blanco Mentor y speaker motivacional, director de Training Life.

Fuente: La Nación